Este sitio utiliza cookies. Si continua navegando por el sitio, significa que usted acepta el uso de cookies. Más información aquí    X
Instituto Europeo de Posgrado – IEP
Documentos Institucionales Area Personal
Conócenos
Noticias

¿Cómo estudiar con eficacia?: 7 Trucos para estudiar mejor

Nunca es demasiado tarde para desarrollar buenos hábitos de estudio y mejorar las calificaciones. En este artículo te ofrecemos 7 consejos para sacar el máximo partido a tus estudios.

tips-para-estudiar

7 Tips para estudiar mejor

Si quieres aprender a estudiar con éxito y rapidez te traemos estos 7 trucos que te van a ayudar a lograrlo:

1. Prepara tu lugar de estudio y elige una hora

Ya sea en tu habitación o en la biblioteca, encuentra tu espacio de estudio, establece un horario regular que te funcione y cíñete a él. No obstante, debes tener en cuenta que estudiar mucho más tarde de tu hora habitual de irte a la cama puede ser contraproducente. Al sentirte cansado malgastarás tu energía sin retener conocimientos.

Por otro lado, tendrás que asegurarte de que tu espacio de estudio sea un lugar tranquilo, cómodo y sin distracciones para lograr mejores resultados.

2. Planifica tu tiempo

Planificar las sesiones de estudio y gestionar bien el tiempo es esencial para que las horas invertidas sean productivas. Fijarse un plan de estudios y establecer objetivos alcanzables hará que tu ritmo de aprendizaje aumente al mismo tiempo que tu motivación.

Utilizar un calendario, marcar metas diarias y elaborar una lista de tareas al principio de la semana y otra al inicio de la sesión de estudio son técnicas realmente útiles para gestionar el tiempo de forma productiva.

3. Elimina las distracciones

Puede parecer una obviedad, pero eliminar las distracciones es uno de los factores más importantes a la hora de aprovechar una sesión de estudios. Busca un lugar tranquilo, guarda tu smartphone y despeja tu escritorio para que solo estén en tu espacio las cosas que necesitas para estudiar.

Tómate unos minutos antes de empezar tu sesión de estudio, cierra los ojos y despeja tu mente de todo lo demás. Puede parecer una locura, pero esos minutos te ayudarán a crear el espacio mental adecuado para concentrarte en lo que necesitas.

4. Descubre tu estilo de aprendizaje

La mayoría de nosotros tiene un estilo de aprendizaje con el que se siente más cómodo estudiando y aprende con mayor facilidad. Cada estilo de aprendizaje está asociado a unas técnicas de estudio concretas. Por ejemplo, los estudiantes auditivos prefieren aprender escuchando. En este caso, intenta leer tus apuntes en voz alta, coméntalos con otras personas o graba las lecciones para reproducirlas más tarde.

Por otro lado, los alumnos visuales aprenden observando, así que subrayar tus apuntes, utilizar colores en tus notas y dibujar diagramas serían buenos métodos de estudio si fuese tu tipo. También existen los alumnos kinestésicos que aprenden gracias a la experimentación y al movimiento, o los alumnos verbales, cuyos métodos de estudios son la lectura y la escritura. Descubre cuál es tu estilo para perfeccionar tus técnicas de estudio.

5. Repasar y revisar

Al menos una vez a la semana deberías revisar lo que has estudiado para interiorizar los conceptos y recordarlos cuando más los necesites. Por ejemplo, puedes crear tu propio material de repaso pensando en algunas preguntas clave y diseñando tarjetas de memoria para ayudarte a estudiar. De este modo, lo aprenderás todo dos veces: una cuando hagas los materiales de estudio y otra cuando los utilices para repasar. Otra buena fórmula es la elaboración de cuestionarios para descubrir lo que sabes y lo que deberías estudiar más a fondo.

6. No te olvides de realizar descansos

Es importante que te tomes descansos mientras estudias, sobre todo, si te sientes cansado o frustrado, dado que trabajar demasiado tiempo en una tarea puede disminuir tu rendimiento. Cuando te tomes un descanso asegúrate de alejarte de la mesa o espacio de estudio.

También viene bien realizar algo de ejercicio físico, incluso un simple paseo logrará despejarte y, además, puede ayudarte a resolver un problema que antes parecía imposible. Recuerda que Newton se encontraba dando un paseo cuando vio caer una manzana.

7. Cuida tu cuerpo

Ya lo dice la expresión latina: mens sana in corpore sano, o lo que es lo mismo, para tener una mente sana también es necesario tener un cuerpo sano. Alimentarse correctamente en época de estudios es fundamental. Algunos alimentos como los pescados azules contienen ácidos grasos esenciales para el buen funcionamiento del cerebro; otros alimentos adecuados son los plátanos, que contienen una gran cantidad de potasio, y por supuesto, no te olvides de las frutas y las verduras. Por otra parte, también es necesario mantenerse bien hidratado. Múltiples estudios han descubierto que beber agua mejora la función cerebral, lo que te ayudará a retener más información. Beber agua también te mantendrá fresco y despierto durante las sesiones de estudio.

Otra cuestión que tendrás que tener presente durante las épocas de estudio son las horas de sueño. Dormir lo suficiente es vital para el funcionamiento del cerebro, ya que mientras duermes tu cerebro procesa la información almacenada en la memoria y la convierte en conocimientos.

Ahora que ya sabes qué hacer para estudiar mejor descubre las mejores maestrías virtuales de IEP y consigue tu título en uno de los institutos de formación online más prestigiosos de habla hispana.

Solicitud de Información



C/ Caléndula 93
Edificio J (Miniparc III),
Alcobendas, 28109 Madrid

Tel:
+34 91 661 39 95
+57 1 4896862
admisiones@iep.edu.es

Manténgase siempre informado de todas nuestras novedades siguiéndonos por:

Puede suscribirse a nuestro boletín informativo introduciendo su email aquí:

Aviso Legal - Política de Privacidad - Política de Cookies© 2018 Instituto Europeo de Posgrado IEP - Condiciones de uso Mapa de sitio