Este sitio utiliza cookies. Si continua navegando por el sitio, significa que usted acepta el uso de cookies. Más información aquí    X
Instituto Europeo de Posgrado – IEP
Documentos Institucionales Area Personal
Conócenos
Noticias

Funnel pirata: Mejorar el crecimiento de tu negocio

El funnel pirata se utiliza en growth marketing para medir el éxito de un negocio, mejorar las estrategias de crecimiento y descubrir los puntos clave de la experiencia del cliente. En este artículo te contamos en qué consiste el funnel pirata y los 6 pasos a seguir para implementarlo en tu negocio.

funnel pirata

¿Qué es un funnel pirata?

El funnel pirata, también conocido como funnel AAARRR, es uno de los modelos más utilizados para medir el crecimiento y el éxito en startups y negocios. Divide el ciclo de vida del cliente en seis fases y las correlaciona con métricas relevantes, comenzando con el primer punto de contacto y terminando cuando un cliente potencial se convierte en un cliente de pago. Del mismo modo, esta herramienta muestra dónde es necesario enfocar la atención para concentrar el tiempo y el esfuerzo y obtener así mejores resultados.

Las siglas AAARRR (Awareness, Acquisition, Activation, Retention, Referral, Revenue) con las que se conoce tienen que ver con los 6 pasos en los que se divide este modelo: concienciación, adquisición, activación, retención, ingresos y referencia. Respondiendo a las preguntas que se plantean en cada uno de los puntos y analizando los resultados de la métrica se podrán establecer las estrategias de growth marketing a seguir para obtener más clientes, generar más ingresos y mejorar el crecimiento.

Los 6 pasos del funnel pirata: AAARRR

Los clientes deben pasar por cada uno de estos 6 pasos, de forma que al completar esta estructura podrás identificar qué parte del embudo está causando más problemas y qué tipo de brecha existe en tu negocio. Como resultado, sabrás exactamente qué tienes que hacer para aumentar tu base de clientes, llegar a un público más amplio u optimizar tu sitio web para lograr el crecimiento de tu e-commerce.

1. Concienciación: ¿Cómo te conocen tus clientes?

La concienciación es la primera etapa en la que tus clientes te descubren y saben que existes. En este caso es necesario preguntarse y responder, por un lado, cuáles son los canales de publicidad por los que tu público objetivo conoce tu producto y, por el otro, cuáles son las plataformas con las que más se relacionan los usuarios.

2. Adquisición: ¿De dónde proceden tus clientes?

La segunda fase consiste en hacer que los clientes potenciales se comprometan contigo y con tu servicio. La clave de la adquisición no solo es sumar el mayor número de clientes posible, sino encontrar el tipo adecuado. Por lo tanto, tendrás que descubrir quiénes son, conocerlos para ofrecerles una solución convincente e identificar las estrategias de marketing que generen tracción para captar nuevos clientes.

3. Activación: ¿Cuándo experimentan el valor del producto?

El objetivo de la fase de activación es proporcionar una experiencia excepcional al cliente. Por ello, es esencial determinar el “momento ahá” del producto, es decir, cuando el producto hace clic en la mente del cliente y los consumidores se dan cuenta del valor del servicio por primera vez. Se trata de un momento fundamental que se produce en las primeras etapas del viaje del cliente, y que va a determinar si los clientes siguen comprometidos o se marchan. Para descubrirlo analiza si los clientes completan el proceso de incorporación, interactúan con la función principal y se ponen en contacto con otros clientes. Una vez que se combinan los comentarios de los clientes con los datos analíticos es fácil descubrir el momento en el que descubren el valor en tu producto.

4. Retención: ¿Por qué los clientes deberían volver?

Retener a los clientes es un factor clave en cualquier negocio, por eso es importante prestar atención a las primeras señales de alarma que puedan hacernos perder clientes, tales como tiempo de visita más cortos o menor frecuencia en los inicios de sesión. Una vez hayamos recogido los datos, podemos utilizar estrategias de marketing diferentes con el fin de mantener alta la tasa de retención. Por ejemplo, enfocar la venta de beneficios en lugar de las características.

5. Ingresos: ¿Por qué los clientes pagan por tu servicio?

Es fundamental saber qué es concretamente lo que atrae a los clientes potenciales y hace que gasten dinero en la adquisición de tus productos. No obstante, ni todos los clientes son iguales ni todos los ingresos se generan de la misma manera; por eso, es necesario determinar qué tipo de cliente es aquel que produce beneficios y por qué.

6. Referencias: ¿Cuántas personas recomiendan tu negocio?

La fase de recomendación aporta valor a la empresa y aumenta la adhesión de nuevos clientes, ya que implica que a los clientes les gusta tu servicio lo suficiente como para recomendarlo a otras personas. En este sentido, podrías implementar un sistema de puntos o descuentos para conseguir aumentar el número de referencias.

Descubre más estrategias de growth marketing y mejora tu e-commerce gracias a este Máster Online de Marketing Digital.

Solicitud de Información



C/ Caléndula 93
Edificio J (Miniparc III),
Alcobendas, 28109 Madrid

Tel:
+34 91 661 39 95
+57 1 4896862
admisiones@iep.edu.es

Manténgase siempre informado de todas nuestras novedades siguiéndonos por:

Puede suscribirse a nuestro boletín informativo introduciendo su email aquí:

Aviso Legal - Política de Privacidad - Política de Cookies© 2018 Instituto Europeo de Posgrado IEP - Condiciones de uso Mapa de sitio