Este sitio utiliza cookies. Si continua navegando por el sitio, significa que usted acepta el uso de cookies. Más información aquí    X
Instituto Europeo de Posgrado – IEP
Documentos Institucionales Area Personal
Conócenos
Noticias

Resolviendo Problemas en el Aula. Claves para el desarrollo del ABP

Desde hace varios años, somos testigos del auge que distintas metodologías educativas han ido adquiriendo. Dentro de éstas, al compás de la evolución tecnológica, han continuado desarrollándose nuevas formas de enseñanza y de prácticas en el aula.

De entre todas ellas destacan las denominadas como las metodologías activas. Si bien éstas disponen de un común denominador, ubicar al alumno en el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje, en este artículo nos centraremos en el Aprendizaje Basado en Problemas (ABP), el cual, como veremos, presenta interesantes vías para desarrollarse, tanto en contextos formales como no formales.

¿Qué es el Aprendizaje Basado en Problemas y qué características tiene?

El Aprendizaje Basado en Problemas es una metodología didáctica centrada en tres aspectos fundamentales como son: el aprendizaje, la investigación y la reflexión. A través de estos pilares, los alumnos consiguen llegar a una solución ante un problema inicialmente planteado por el docente. Tras esta definición puede apreciarse que, a pesar de disponer de cierto auge de forma reciente, no se trata de una metodología absolutamente novedosa. Autores como Barrow, ya centraron su atención en este modelo a finales de los años 80.

Si bien es cierto, durante los últimos años son muchos los autores que, movidos por las revoluciones metodológicas en el plano educativo se han aproximado a este modelo formativo. A forma de síntesis puede indicarse que los beneficios de esta metodología, son los siguientes:

  • Resolución de problemas
  • Planificación de tareas
  • Pensamiento crítico
  • Trabajo en equipo
  • Creatividad
  • Toma de decisiones
  • Desarrollo de actitudes y valores: tolerancia, respeto, ayuda, colaboración
  • Habilidades de comunicación (argumentación y presentación de la información)

El Aprendizaje Basado en Problemas corresponde a aprendizaje activo y cooperativo donde los alumnos se sitúan en el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje. Su característica principal es la motivación hacia el aprendizaje.

¿Qué proceso debe seguir una actividad de ABP?

Pueden dividirse en 2 los procesos intervinientes en esta metodología. De un lado los procesos iniciales que el docente debe contemplar, y de otro los procedimientos que los alumnos deben ir desarrollando.  Nos detenemos en ellos:

·         Procesos docentes para el desarrollo de ABP

De forma previa a la planificación y utilización del ABP es necesario que el docente considere los conocimientos de su alumnado, para construir nuevos aprendizajes y el contexto del aula (recursos, disposición, materiales, etc.). El docente deberá organizar, identificar, diseñar y confeccionar el entorno y el aprendizaje.

·         Procesos de los alumnos para el desarrollo del ABP

Por su parte, los alumnos, tras la explicación del docente, deberán:

  1. Leer y analizar el escenario del problema
  2. Realizar una lluvia de ideas
  3. Hacer una lista con aquello que se conoce
  4. Hacer una lista con aquello que no se conoce
  5. Hacer una lista de aquello que necesita hacerse para resolver el problema
  6. Definir el problema
  7. Obtener información
  8. Presentar resultados

infografia fases del aprendizaje basado en procesos

Un ejemplo de ABP: Escape Room

A pesar de encontrarse dentro de las metodologías centradas en la gamificación, esta propuesta formativa no deja de ser una metodología centrada en el Aprendizaje Basado en Problemas.

Desde hace algunos años, hemos sido testigos del auge que este tipo de actividades han ido teniendo en el plano no formal. Hoy no resulta excesivamente extraño que un grupo de amigos, familiares o compañeros hagan una actividad de este tipo en su tiempo de ocio. Sin embargo, este tipo de actividad también está empezando a desarrollarse en las aulas.

El objetivo de una actividad de Escape Room es el de resolver el problema, encontrar solución a cada acertijo, a cada prueba, promoviendo el aprendizaje colaborativo, el análisis, la asertividad y la propia resolución de problemas.

Algunos docentes utilizan recursos del tipo: candados numéricos, cofres, candados de letras, rotuladores invisibles, linternas ultravioletas, relojes con cuanta atrás… Materiales que resultan atractivos y motivan al alumnado a la hora de enfrentarse a la resolución de los problemas.

Si bien esta actividad requiere de recursos y planificación amplia, cada vez son más los docentes que utilizan esta metodología para captar la atención de los alumnos en el aula y motivarles hacia su propio aprendizaje.

escape room para escolares

Reflexión final en clave educativa

Para concluir parece consecuente indicar que el aspecto más importante al que toda acción educativa ha de orientarse, también las metodologías activas, es hacia el proceso de enseñanza-aprendizaje y, en él, considerar al alumno como el centro del mismo.

Esto quiere decir, en la línea de lo que diversos autores han manifestado, que este tipo de “modas metodológicas” deben desarrollarse desde la perspectiva puramente educativa y curricular, lo que implica que los docentes han de encuadrar su utilización dentro del marco que la planificación curricular les brinda. Únicamente, de este modo, será posible solucionar el problema, salir del escape room educativo en el que nos encontramos.

Formación en Educación y Desarrollo Digital

¿Te gustaría profundizar en el conocimiento de novedosas herramientas de tecnología educativa? Desde IEP te proponemos la Maestría en Educación y Desarrollo Digital Pedagógico, una formación virtual con una duración de 14 meses y asignaturas que tratan desde las habilidades lúdicas para la enseñanza a los proyectos e-Learning, pasando por el diseño tecnopedagógico. ¡No dudes en solicitarnos información sin compromiso!

Sobre el autor

Javier Bermejo

Investigador-doctorando en Educación

Licenciado en Pedagogía por la Universidad Complutense de Madrid, con Máster en Estudios Avanzados en Pedagogía. Certificado en PMP y Metodología Scrum. Ha desarrollado su carrera profesional como Project Manager en Consultora Estratégica Digital, habiendo sido también, coordinador y docente de programas formativos en la empresa. Ha coordinado proyectos y equipos de desarrollo tecnológico siendo responsable de la elaboración didáctica de materiales y la formación en producto para organismos tanto públicos como privados. Adicionalmente, ha sido Becario de Colaboración (MEC) y Colaborador Honorífico del Departamento de Teoría e Historia de la Educación (UCM).

Es autor de varios artículos y publicaciones sobre temas como las implicaciones pedagógicas en el uso de las TIC, los modelos pedagógicos en la empresa, nuevos enfoques y tendencias en el ámbito de la teoría de la educación y la reflexión existencialista en el plano educativo. Es miembro del Consejo Editorial de Revistas como Infancia-Imágenes (UNESCO) y Nueva Antropología (UNAM).

Contacto

Contacte con nosotros a través del siguiente teléfono:

+34 91 661 39 95 +57 1 4896862

O por correo electrónico:

Dirección

C/ Caléndula 93,
Edificio J (Miniparc III), Alcobendas, 28109 Madrid



C/ Caléndula 93
Edificio J (Miniparc III),
Alcobendas, 28109 Madrid

Tel:
+34 91 661 39 95
+57 1 4896862
admisiones@iep.edu.es

Manténgase siempre informado de todas nuestras novedades siguiéndonos por:

Puede suscribirse a nuestro boletín informativo introduciendo su email aquí:

Aviso Legal - Política de Privacidad - Política de Cookies© 2018 Instituto Europeo de Posgrado IEP - Condiciones de uso Mapa de sitio